Inicio   |   Biografía   |   Libros   |   Premios   |   Prologuistas   |   Videos   |   Contactar con autor   |   Ebook   |   Pedidos

 
 Síguenos en:
 Facebook
aa
 Twitter
 Narrativa
 Novela
aa
 Relato breve
 Ensayo
 Obras
 Historia
 Trabajos

 Investigación
 Criminología
 Trabajos

 Investigación
 Ámbito penitenciario
 Trabajos

 I muestra
histórico-gráfica
 Prensa
 Prensa escrita

 Televisión y radio
 
El corredor de la muerte
Recorrido por la historia de la pena de muerte.

(Entrevista realizada a Luis Miguel Sánchez Tostado por Jesús Vigorra y emitida en el programa “El Público” en Canal Sur Radio)

La puerta de la celda se abre emitiendo un eco metálico espeluznante. Llegó la hora fatídica. El reo está sentado en El reo se sentaba en el taburete, se le ajustaba el corbatín y el verdugo daba vueltas a la manivela del garrotevilsu cama, con la vista perdida en un punto infinito. Los guardias le esposan mientras el capellán recita los salmos. La comitiva le conduce en silencio a lugar previsto para la ejecución. Su vista sigue perdida, y en su mente realiza un repaso veloz a toda una vida a la que en breves instantes se pondrá fin en nombre de la justicia.

¿Tiene los Estados derecho a aplicar la Ley del Talión?

¿Qué pasa por la cabeza de los condenados a muerte?

¿Cuáles fueron los últimos ajusticiados en España?

Para abordar este fascinante recorrido por la historia de la pena de muerte tenemos con nosotros, como cada jueves, a nuestro criminólogo Luis Miguel Sánchez Tostado. Luismi, buenas tardes.

Luismi, ¿desde cuándo existe la pena de muerte?

La historia de la pena de muerte se remonta casi a la historia del hombre. Prácticamente todas las civilizaciones antiguas usaron la pena capital. Por cierto que se llama capital porque estaba a la “cabeza” de todas las penas. La utilizaron los griegos (con el sanguinario Código de Dracón, de ahí cuando algo es extremadamente severo o sanguinario decimos que es “draconiano”), la utilizaron también los romanos, musulmanes, posteriormente el cristianismo, incluso en la conquista de América se comprobó que los pueblos indígenas como los aztecas, los mayas, los incas, también la utilizaban de tiempos inmemoriales.

Entonces, no es más que la aplicación de la famosa Ley del Talión, ¿no?

Exacto, la Ley del Talión ya aparece en el Código de Hammurabi, en la Babilonia (s. XVIII a.C.), hace casi 4.000 años. También se cita en el Evangelio de San Mateo: “Ojo por ojo y diente por diente” frase que seguimos mencionando al referirnos a la venganza. Aunque parezca mentira en aquella época la Ley del Talión fue un intento de acabar con las desproporcionadas venganzas particulares, precisamente para que la pena fuese una réplica exacta del daño y su ejecución corriera a cargo del Estado. Y la pena de muerte, qué duda cabe, es fruto de la Ley del Talión.

Antiguamente se prefería penas corporales a penas de cárcel, ¿no?

Sí señor. Hasta hace relativamente poco tiempo no se concebía que la cárcel fuese un castigo suficiente para el que comete un crimen grave y la pena se asociaba a dolor físico, por ejemplo el suplicio, latigazos, amputaciones (todavía se practica en los países musulmanes contra el ladrón). En el sistema feudal los señoríos recogían en los feudos normas férreas contra el asesino: El Fuero de Baeza recogía “al que firiere o matare pártanlo por miembros…”

En España, tras la ejecución, la autoridad mandaba despedazar al criminal y exponer sus restos en los rollos o picotas que se levantaban en las plazas y encrucijadas. Las picotas son unas columnas de piedra rematadas en su parte superior con unos ganchos de hierro donde se colgaban los restos desmembrados de los reos de muerte. Por cierto que existen muchas picotas en Castilla y en Andalucía y que ahora forman parte del mobiliario urbano. Ya no tienen esos terribles ganchos y ahora podemos verlas rematadas con una cruz o una veleta .

Tengo entendido que antiguamente había un sistema muy curioso para detectar culpables, creo que se llamaba ordalías,¿verdad?

Esto es muy curioso. Cuando se producía Picota ubicada en la Loma del Rollo de Jaén (egido de Belén) para la exposición de los restos de los ajusticiados. Ampliación del dibujo realizado en 1567 por Antón Vandem Wyngaerderun crimen y se sospechaba de un autor pero no se tenía la certeza de que hubiese sido él, entonces se recurría a las Ordalías o Juicios de Dios en el que se hacía pasar al sospechoso por una dura prueba. Había muchos tipos de Ordalías, una de ellas, por ejemplo consistía en que el sospechoso introdujera el brazo en un caldero con agua hirviendo y recogiera tres guijarros depositados en su fondo. Luego se le envolvía el brazo con hojas de láudano y si al tercer día sanaba es que a juicio de Dios era inocente, si empeoraba era culpable y entonces se le ejecutaba. Además hasta hace pocos años la Iglesia ha negado el entierro de los condenados en Campo Santo, sino en un reducto a parte de los cementerios que se conoce como el “corralillo de los ahorcados”, donde se enterraba a los niños sin bautizar, suicidas, apóstatas, marxistas y otras gentes de malvivir….

La película “El Verdugo” de Berlanga nos trazó la figura inquietante y siniestra de los ejecutores de la justicia.

La figura del Ejecutor es relativamente reciente pues antiguamente se pensaba que el espíritu de la víctima siempre se venga de su asesino (incluso a los verdugos) por lo que se preferían ajusticiamientos colectivos en los que participaba un grupo numeroso de personas tratando de repartir el remordimiento, por ejemplo la lapidación, o la exposición del condenado a los elementos o la crucifixión donde se culpaba a los agentes climáticos, al hambre o a las alimañas ser los causantes últimos de la muerte del reo. Algo parecido ocurría en los pelotones de fusilamiento, durante la represión franquista, cuando le entregaban el armamento a los componentes del pelotón asegurándoles que una de esas armas estaba cargada con munición de fogueo, pero nadie sabría cual. De esta forma cada uno podía imaginarse que sus disparos no acabaron con la vida del condenado.

Realmente el Verdugo era la única persona que tenía “licencia para matar”

Exacto. Con el tiempo surgió la necesidad de un empleado que se dedicara a estos menesteres y apareció la figura del Verdugo. Desde la edad media hasta la misma dictadura franquista el verdugo fue una figura tétrica rodeada de superstición. Eran personas solitarias y denostadas socialmente que solían refugiarse con frecuencia en la bebida. Incluso en ocasiones eran ellos mismos los que acababan con su propia vida. En algunas ciudades andaluzas exhibían en el sombrero los distintivos de la escalera y la penca entrelazados (penca un látigo múltiple con bolitas en sus extremos).

Como anécdota comentaros que Casimiro Municio (verdugo de la Audiencia Provincial de Sevilla) tuvo que agarrotar en 1924 en Jaén al carnicero de Canena que había degollado a una mujer y a sus cinco hijos. Era su primer trabajo y Casimiro se puso tan nervioso que se le caían las cosas de las manos, el Carnicero le miró y le dijo: “tengo yo más huevos para morir que tú para matarme”. Esto le puso más nervioso todavía y tardó casi media hora en acabar con él, bueno... al final la muchedumbre quiso lincharlo y salió de Jaén escoltado por la Guardia Civil.

Supongo que España hubo famosas ejecuciones, ¿Cuáles fueron los últimos ajusticiados?

Durante el siglo XX las ejecuciones se hicieron poco frecuentes (si exceptuamos el periodo de guerra Restos de un miliario romano que fue utilizado como la picota conocida como “Cruz de los colgajos” en Villanueva de la Reinay la dictadura franquista donde fueron masivas). Muy sonada en su tiempo fueron las ejecuciones en 1959 de Pilar Prados Santamaría (la envenenadora de Valencia) o la del célebre José María De la Cruz Járabo (Járabo), un psicópata de una familia acomodada que asesinó en Madrid a cuatro personas.

Con el atentado a Carrero Blanco (1973) los círculos más conservadores del régimen exigieron mano dura y el 2 de marzo de 1974 se ejecutó a Salvador Puig Antich (un anarquista que dio muerte a un policía) y a Heinz Chez, un vagabundo que dio muerte a un guardia civil. Serían los últimos ejecutados en España mediante garrotevil. Si bien los últimos fusilados fueron cinco terroristas de ETA el 25 de septiembre de 1975.

Parece ser que la última ejecución en Europa recayó en Francia sobre el tunecino Hamido Djanjoubi el 10 de septiembre de 1977.

El garrotevil es un instrumento genuinamente español, no? (typical Hispanis)

Si, y aunque no lo parezca se trata de un artilugio para humanizar las ejecuciones. Durante el siglo XIX se extendió por Europa una corriente humanitarista. P. e. en Inglaterra se introdujo la trampilla en el cadalso de la horca. En Francia Sanson inventó la guillotina, si bien su nombre se debe al Joseph Guillotín, el diputado que defendió su implantación. En España se venía utilizando la horca hasta 1809 en que José Bonaparte instauró el garrote, un artilugio con el que pretendió “evitar la efusión de la sangre, a cuya vista no debe acostumbrarse el paisano”-decía. Posteriormente, en1832 Fernando VII distinguió entre garrote varios tipos de garrote según la clase social. Lo más curioso es que esta ordenanza real sobre el garrote la ofreció el Rey como regalo de cumpleaños a su esposa María Cristina de Nápoles. Todo un detalle. Hay que decir que la Inquisición Española ya utilizaba un garrote muy primitivo formado por una cuerda y un palo con el que hacían el torniquete en el cuello, pero lo más gracioso es que esta forma de morir era un favor que le hacían a los arrepentidos de última hora antes de quemarlos en las hogueras.

Estados Unidos debe estar a la cabeza en número de sentencias de muerte cumplidas, ¿no?

Pues esa es la creencia popular, pero en realidad el país que más ejecuta es China. Tal vez por su enorme población. El año pasado (2003) se realizaron en el mundo 1.146 ejecuciones y sólo 4 países ocupan el 84% de estas ejecuciones que fueron, por este orden, China (726), Irán (108), EEUU (65) y Vietnam (64). Estos países continúan ejecutando a personas que cuando cometieron el delito eran menores de edad (por ejemplo en el pasado mes de abril se ejecutó en el Estado de Oklahoma, a Scout Hain, tenía 17 años cuando cometió el delito). Lo que ocurre es que EEUU es el único país democrático del entorno occidental que sigue ejecutado. Y no ha dejado de hacerlo desde 1622 en que realizó su primera ejecución en el estado de Virginia.

En la actualidad todavía quedan 83 países que se niegan que suprimir la pena de muerte, entre ellos Nigeria, Arabia Saudí, Uzbekistán… y otros muchos.

¿Qué métodos se utilizan actualmente para ejecutar en los países que aún tienen vigente la pena de muerte?

Pues la decapitación, el asaetamiento, la horca fueron frecuentes entre los siglos XV al XVIII. Otras veces los procedimientos fueron todavía más crueles, como el empalamiento, los suplicios en la rueda o la desmembración con tiro de caballerías. Pero aparte del ahorcamiento (que todavía se sigue utilizando) aún se utiliza. La cámara de gas se basa en la inhalación de gases letales (al mezclar ácido clorhídrico con cianuro potásico). La muerte tarda en llegar entre 6 y 18 minutos. La silla eléctrica, tan popular en EEUU, fue diseñada por Brown, un discípulo de Edison, y fue fabricada por la firma Westinghouse. El 6 de agosto de 1890 se realizó la primera ejecución sobre William Kemmler condenado a muerte por homicidio. Se quiso humanizar la muerte pero no conocían la energía necesaria y aplicaron tanta que el cuerpo de Kemmler carbonizado. La Inyección letal se viene utilizando en Muerte por inanición e inmovilidadalgunos Estados desde 1976: mediante la aplicación intravenosa de sustancias como el Tiopentotal Sódico, el bromuro de Pacuronio y el Cloruro Potásico.

¿Cuál es la situación actual de la pena de muerte en el mundo? ¿Ha crecido o ha decrecido su utilización por los sistemas penales?

La situación actual es de una progresiva tendencia a su abolición. 80 países ya tienen abolida la pena de muerte para todos los delitos y por primera vez en la historia, los países abolicionistas superan a los retencionistas. Pero me gustaría dar un dato preocupante, los países que se niegan abolir actualmente la pena de muerte suelen tener regímenes totalitarios. Pero el caso de EEUU es especialmente vergonzoso. En este país democrático desde 1983 el número de ejecuciones ha ido aumentando de forma progresiva. Únicamente en 10 de los 50 estados no se aplica la pena de muerte. Pero lo más curioso es que más del 40% de los ejecutados son negros o hispanos, y esta pena se está aplicando cuando el crimen se comete sobre una víctima de raza blanca, nada menos que en un 83%. El número de fiscales que solicitan estas penas son blancos en un 98%. Pero hay más, en 17 estados han establecido la edad mínima de 18 años para recibir la pena de muerte en EEUU, pero hay cinco estados que la tienen establecida a los 17 años (por ejemplo Florida, Georgia, Texas, etc) pero lo más sorprendente es que en otros 17 estados la tienen establecida a los 16 años de edad mínima (por ejemplo Alabama, Arizona, Montana, o cómo no Virginia, con una larga tradición justiciera). Creo que la mentalidad norteamericana aún tiene que aprender mucho de la vieja Europa.
 


‹  Volver al inicio
 

© Todos los derechos de imágenes y textos reservados por el autor, Luis Miguel Sánchez Tostado.

Diseño y desarrollo web