El autor conversa con hijos y nietos del popular guerrillero Tomás Villén